El alto costo de las lesiones en la espalda baja asociado con el levantamiento manual de cargas ha representado para las instituciones de salud, las Empresas y el mismo trabajador un foco rojo de alarma, por los estragos en términos de dolor para el trabajador, días de incapacidad e improductividad en los centros de trabajo.

 

Las estadísticas a nivel mundial dicen que el 80% de las personas en alguna etapa de su vida padecerán de algún tipo de dolor lumbar y en materia de riesgos de trabajo el IMSS reporta las lumbalgias como la segunda causa que más días perdidos genera a las Empresas, considerando que la  columna vertebral está integrada por la articulación y ensamble de una serie de 32 huesos llamados vértebras y que mecánicamente esta estructura no está diseñada para soportar grandes pesos, es muy importante considerar las medidas preventivas necesarias y una correcta técnica para realizar los levantamientos de cargas.

La mejor manera de prevenir lesiones de espalda, es evitar la combinación del levantamiento del objeto donde se ve flexionada la cintura y la rotación de la misma.

 

La técnica correcta siempre considera conocer el peso a levantar, hacer movimientos suaves y planeados, colocarnos cerca de la carga que movilizaremos, utilizar los músculos de nuestras piernas para hacer el esfuerzo, mantener la carga cerca del cuerpo y a nivel de la cintura y conocer la ruta o superficie por donde caminaremos para evitar tropiezos.

 

Siempre considere pedir ayuda en el caso de objetos por arriba de 25 kilogramos o cuando estos son muy voluminosos y recuerde considerar la ayuda de dispositivos mecánicos como las carretillas o montacargas.

Deja un comentario